Mostrando todos los resultados 2

Show sidebar

El valle de Luna: Reserva de la Biosfera y Parque Natural

En el valle de Luna, Reserva de la Biosfera declarada por la UNESCO; surge un manantial de agua termal que aprovechan para fabricar su cosmética de calidad. Un agua termal comparable a la de marcas como Avene o Vichy, con oligoelementos de gran valor. Estan en plena Cordillera Cantábrica, en el límite entre León y Asturias; rodeados de aire y agua puros, que producen plantas de gran calidad.

En el año 1999 vinieron a vivir a este valle y a disfrutar de su entorno privilegiado. Pronto comenzaron a hacer sus jabones, que cada vez los demanda más gente con problemas en la piel. Son Javier Sánchez y Ainhoa Mendizabal, los dos artesanos autorizados por la Junta de Castilla y León.

Se han formado como expertos en cosmetología y dermofarmacia para ofreceros la máxima seguridad. Sus productos se analizan siguiendo la legislación vigente, para garantizar que llegan a vuestras manos en las mejores condiciones.

Hacen sus productos con paciencia y cariño: en pequeños lotes realizados por el método tradicional en frío; en puchero.

Le añaden las propiedades de las plantas de su entorno, declarado Reserva de la Biosfera; y el mejor aceite de oliva virgen extra para cuidar las pieles más sensibles.

Realizan sus productos de forma artesana, cuidándolos como si fueran tu propia piel.

Su marca ha sido auditada por Bio Inspecta y certificada como ecológica por dicha entidad. Para obtener el certificado ecológico se han estudiado sus métodos de producción, los ingredientes, el packaging,...Sus jabones son 100% BIO y nuestras cremas tienen un alto porcentaje de ingredientes de procedencia orgánica. Los emulsionantes y conservantes, aunque autorizados para procesos naturales, no se obtienen directamente de la naturaleza; por eso las cremas no pueden ser 100% orgánicas.

También han sido reconocidos con una estrella por la asociación francesa "Slow Cosmétique", siendo la 1ª empresa española en entrar en dicho directorio "verde".

Te invitamos a compartir nuestras aguas termales, en una cosmética indicada para pieles sensibles (incluidas las de los bebés).
Nuestra marca se basa en ingredientes de máxima calidad: agua termal, savia de abedul, aceite de oliva virgen extra, y plantas de una Reserva de la Biosfera.

Sin artificios: excelente , sencilla, y a precios de cosmética convencional